4 + 1 acciones para rentar tu casa o departamento de forma segura.

Rentar tu casa o departamento es una forma de contar con un ingreso fijo, sin embargo, deberás realizar varias acciones que te ayudaran a iniciar con el pie derecho y evitar contratiempos.

Es importante que antes de dar los primeros pasos tomes en cuenta que al momento de rentar tu vivienda te conviertes en un prestador de servicios con los derechos y obligaciones que estos implican.

Así que la primera acción a realizar es revisar las leyes que regulan la renta de inmuebles en México. Al ser el arrendamiento considerado una actividad civil, este se encuentra legislado por el Código Civil Federal y el Código Civil de cada entidad, en donde puede variar ligeramente.

Determinar el precio renta

Lo ideal es contar con un avaluó actualizado de la propiedad, este te ayudara para conocer el precio realista en el que podrás rentar.

Si no cuentas con uno, el método más empleado es el de la oferta y la demanda, por lo que tendrás que hacer un ejercicio de investigación comparando espacios similares y cercanos al de tu propiedad, a través de portales especializados y recorriendo tu zona.

Este ejercicio puede resultar un tanto engañoso, ya que existen factores como la antigüedad, ubicación o el estado de conservación que pueden afectar el precio de la renta.

Otro dato importante es que el valor de la renta se ajustará anualmente acorde a la tasa de la inflación. Esto quiere decir que cada año se renegociará el precio con el inquilino.

El debut perfecto

El siguiente paso es conseguir a tu inquilino, publica tu inmueble en portales especializados y no está de más valerse de un letrero afuera de la casa o departamento, sigue siendo una herramienta con muy buenos resultados.

Conoce a tu futuro inquilino, realiza una entrevista para tener una idea de quién es, cuáles son sus ingresos, solicita identificación oficial y comprobante de domicilio.

Recuerda que como arrendador estás en tu derecho de rentar al candidato que más te convenga.

Contrato de arrendamiento

Ya con el inquilino adecuado es momento de elaborar el contrato de arrendamiento que te protegerá frente a incidentes de diversa índole.

No lo debes tomar a la ligera, en este documento se detallan los acuerdos adicionales entre tú y tu inquilino, como cuotas en caso de falta de pago, fechas de pago de la renta, plazos, si están permitidas mascotas, niños o modificaciones en el inmueble y de qué tipo.

También se establecen los servicios que ofreces con el inmueble o no: como agua, luz, gas, teléfono, internet, estacionamiento o cuota de mantenimiento en caso de existir.

Antes de firmar el contrato debes contar con los documentos que te acrediten como dueño. Por ley estás obligado a declarar el ingreso por la renta y entregarle una copia a tu inquilino, de lo contrario, la informalidad será imputada a ti.

Existen empresas se dedican a realizar investigaciones socioeconómicas, contratos de arrendamiento y pólizas jurídicas, que te brindarán protección en caso de controversias o incumplimiento en el contrato.

Garantías de seguridad

El objetivo de establecer garantías adicionales a la hora de firmar el contrato es el de contar con mayor certeza jurídica ante posibles impagos y posibles desperfectos que pudiera provocar el inquilino al inmueble.

  • Mes de depósito
  • Obligado Solidario o Aval con Bien Raíz
  • Póliza Jurídica o fianza de arrendamiento

 Cabe resaltar la solidaridad para los casos del obligado y Aval debe pactarse específicamente en el contrato, ya que de otro modo no podrá ser considerar la obligación como solidaria.

Recomendaciones

Como propietario puedes exigir que el estado de tu propiedad sea el mismo que cuando la entregaste (salvo por el desgaste natural), de lo contrario puedes quedarte con una parte del depósito, pero también es tu obligación devolverlo si la propiedad no tiene desperfectos al ser entregada.

Recomendación extra: guardar entre 4 y 6% del depósito o el último alquiler con el fin de realizar las operaciones de mantenimiento debido al uso del inmueble.

Rentar nuestra casa o departamento de forma directa es posible, aunque si quieres ahorrar tiempo y contar con mayor seguridad es aconsejable delegar este trabajo a los expertos.

En Alfa Inmobiliaria contamos con una red profesional y alianzas con empresas especializadas que te ayudar paso a paso hasta encontrar al inquilino ideal.

Encuentra tu oficina más cercana en https://www.alfamexico.com/red/

Descubre todo lo que Alfa tiene para ofrecerte,  comunícate a través del Whatsapp 998 300 7657, llama al 998 802 0200 o también nos puedes escribir al correo contacto@alfamexico.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn