Viajar cerca está de moda

No es casualidad que ante el confinamiento causado por la pandemia del Covid-19 que la plataforma Airbnb haya actualizado su aplicación para ayudar a los viajeros a redescubrir su entorno más cercano y que puedan reservar viajes locales. ‘Viajar cerca está de moda’ reza el slogan de la campaña, donde promueve el turismo de proximidad.

Una tendencia en crecimiento que puede beneficiar a los propietarios de casas campestres, rurales, de verano o vacacionales.

La razón de este movimiento es que el confinamiento acentuó las ventajas del home office, donde las empresas están viendo que en la mayoría de los casos no se está perjudicando la productividad.

Esto permitirá a muchas personas independizar su lugar de residencia del de su compañía, generando un renacimiento de la vivienda campestre e incluso muchas localidades poco valoradas hasta el momento podrían convertirse en nuevos polos de atención.

Incrementa tu calidad de vida

Uno de los principales fines de las propiedades campestres o vacacionales, es el de contar con un espacio de recreación y ocio que nos aleje de la rutina urbana para cambiar de aire, sin olvidar la salud pues, ante la pandemia, no hay mejor ubicación que un sitio donde la densidad poblacional es por lo regular menor a la de nuestra ciudad de origen.

Contar con una segunda casa no solo te permitirá descansar durante las vacaciones o los fines de semana, si piensas a largo plazo puede convertirse en el hogar perfecto para tu retiro, así puedes mudarte y rentar la vivienda de la ciudad y recibir un ingreso extra.

El disfrute de un alojamiento lejos del bullicio urbano, donde se experimenta una vida más pausada y en contacto con la naturaleza no solo representa un aumento en la calidad de vida, sino que puede llegar a ser un buen negocio.

Una potencial fuente de ingresos

Se estima que la rentabilidad media de este tipo de propiedades está entre el 8% y el 10% de la inversión donde una ocupación de cien días al año se puede considerar como un buen rendimiento. Además, ahora es más fácil que nunca pues plataformas como Airbnb permiten alquilar la vivienda durante los periodos de tiempo en los que no se utilizará.

No hay datos precisos de los mexicanos que tienen una segunda propiedad en el territorio nacional, ya sea para disfrutarla, rentarla o aprovechar ambas opciones, pero si se sabe que en el 2017 gastaron 4,200 millones de dólares en la compra de 20,200 viviendas en los Estados Unidos.

Lo que representa un costo promedio de 208,800 dólares cada una, de estos inmuebles cincuenta por ciento se utilizan como casa vacacional y la otra mitad se registraron como inversión.

Estos números ubican a México como el quinto país por monto invertido en bienes raíces según el informe 2018 Profile of International Transactions in U.S. Residential Real Estate.

Si los efectos provocados por el Covid-19 han avivado la posibilidad de comprar o rentar una segunda propiedad, es importante asesorarse con un profesional o agencia inmobiliaria especializada.

En Alfa Inmobiliaria todas las oficinas de la Red son expertos locales, viven, trabajan y están familiarizados con su zona, lo que te permitirá mantenerte delante de otros compradores para obtener el inmueble que mejor se adapte a tus necesidades, además contamos con socios comerciales para ofrecer soluciones integrales que te facilitarán desde el proceso de compra o renta hasta ayudarte con la gestión de la propiedad.

Si quieres vender, comprar, rentar o buscas una inversión inmobiliaria, descubre todo lo que Alfa tiene para ofrecerte, comunícate a través del WhatsApp 998 300 7657, llama al 998 802 0200 o también nos puedes escribir al correo contacto@alfamexico.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn